Xantala

Cuando quieren volver a ser pequeños…

Posted on: enero 30, 2012

A veces los padres de los niños de unos 4-6 años tenemos sensación de que nuestros hijos “retroceden” en su desarrollo. Si tienen un hermano o una hermana menor, buscamos la explicación en la imitación, en las ganas de atraer la atención de los padres, pero, curiosamente, por esta etapa pasan también los que no tienen a nadie más pequeño al lado. En fin, le damos mil vueltas a la situación, no sabemos como reaccionar, a veces incluso nos irritamos por este comportamiento.
Quizás este fragmento del último libro de Rebeca Wild nos sirva de respuesta.

La época de transición de la etapa preoperativa (3-6 años) a la operativa (7-12 años) se ubica, aproximadamente, entre los 5 y los 8 años, con variables que dependen de las circunstancias vitales y del estado de los niños.

Hay aquellos que han insistido en la máxima autonomía con respecto a todo lo que emprendían, y que de repente tienen miedo o pereza de hacer cosas que antes realizaban con mucho ímpetu. Por ejemplo, pedir que les ayuden a ponerse los zapatos o el pijama, aunque cuando eran más pequeños incluso luchaban para hacerlo ellos mismos. Algunos comienzan a lloriquear o a hablar como bebés, a enfadarse con cualquier pretexto, a gatear, a querer sentarse en la falda de la madre a la hora de comer, o hasta llegan a pedir su pecho. La lista podría alargarse. pero lo importante para mí es entender que todos estos comportamientos son un intento inconsciente de reestructurar y asegurarse de las vivencias anteriores y coger fuerza para aventurarse en la próxima etapa.

Cuando padres de familia se lamentaban por tantos problemas con sus hijos, nuestro apoyo consistía en señalar que el desarrollo humano no es algo automático, un “camino recto”, sino que las conexiones internas de los sistemas neurológicos dan muchas vueltas para no perder el contacto con el origen de la vida. Por ejemplo, en el mundo actual, con tanto estrés y tantos apuros, es poco probable que los padres presten atenciones no divididas y no manipuladoras en todas las situaciones de supervivencia. Si ahora el niño de 6 años les pide que le aten los zapatos, o si quiere que le cojan en brazos, tienen una nueva oportunidad de hacerlo con amor y respeto, y verán que esta atención sencilla le da al niño poco a poco la fuerza para entrar en la próxima etapa y, gracias a sus actividades espontáneas, crecer en creatividad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Xantala

Xantala es una escuela de educación libre asociada a la Xarxa d'Educació Lliure. Ubicada en el barrio de Poblenou de Barcelona, desde hace 5 años ofrece a las familias un espacio donde crecer juntos, tanto los padres, como los hijos, en un ambiente de respeto y amor.

Déjanos tu mail y recibirás las notificaciones de las nuevas publicaciones directamente a tu correo.

Xantala twittea ;)

Ya son

  • 62,822 personas que han visitado nuestro blog. ¡Gracias!
A %d blogueros les gusta esto: